Blog

La comisión para la Transición Ecológica del Congreso de los Diputados ha votado finalmente  para dar una moratoria de un año al impuesto sobre los envases de plásticos no reutilizable (0,45 euros por kilogramo). El Congreso ha votado a favor de aplazar dicho gravamen en la nueva ley de Residuos y Suelos contaminados, que tras las votaciones a su articulado se trasladará la próxima semana al pleno para su aprobación definitiva, y de ahí al Senado.

Así lo han acordado los grupos, que han votado una enmienda transaccional, a la que finalmente se han sumado todos los grupos, que prevé una moratoria de diez meses en la entrada en vigor del impuesto, con lo que su vigencia llegará como pronto el 1 de enero de 2023. El anteproyecto de ley ya preveía que el impuesto entrara en vigor a los tres meses de la publicación en el BOE de la norma. La probación de esta norma y de sendos impuestos es un compromiso del Gobierno con Bruselas en el Plan de Recuperación para el primer semestre de 2022 que ahora deberá postergar.

Las empresas y diversas patronales señalan que la falta en el mercado de plástico reciclado, que está exento de este gravamen, les obliga a comprar plástico reutilizable en la actualidad, por lo que se verían obligados a subir precios para asumir el nuevo impuesto.

Impuesto a residuos

La Comisión de Transición Ecológica ha aprobado el proyecto con una mayoría de 20 votos frente a 6 en contra y 11 abstenciones. La norma también crea el impuesto a residuos, que gravará el vertido y la incineración de residuos y supone la centralización de los tributos autonómicos. En este sentido.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario